Noticias Principales

 

 

 

Transmisión en Vivo

SALUD Y EDUCACIÓN

Caminar mejora el flujo

sanguíneo al cerebro

 

La Sociedad Americana de Fisiología publicó un pequeño estudio que encontró que el impacto del pie al caminar envía ondas de presión a lo largo de las arterias, que aumentan el suministro de sangre al cerebro, pie al correr se asocia con ondas que fluyen en retroceso en las arterias que ayudan a regular la circulación hacia el cerebro. “Esas ondas se sincronizan con la frecuencia cardiaca y el paso del corredor”, explicaron los autores del estudio. Usando tecnología de ultrasonido, midieron el diámetro de la arteria carótida y la velocidad de  las ondas de sangre de 12 jóvenes adultos sanos para calcular el flujo sanguíneo al cerebro mientras caminaban a un ritmo constante. También, evaluaron a los participantes en reposo.

 

El ritmo del paso y los impactos del pie están dentro del rango de nuestras frecuencias cardiacas normales [de alrededor de 120 por minuto].  Igual que andar en bicicleta, caminar y correr podrían optimizar la función cerebral y la sensación general de bienestar, durante el ejercicio

 

Dos semanas en el sofá pueden

desencadenar el declive corporal

 

En una persona joven, activa y sana, apenas dos semanas de conducta sedentaria, y comienzan a perder músculo y a desarrollar grasa alrededor de los órganos. Esto  aumenta el riesgo de padecer de enfermedad cardiaca, diabetes tipo 2 y conducir a una muerte prematura, según un estudio británico del Instituto del Envejecimiento y las Enfermedades Crónicas de la Universidad de Liverpool

 

En el estudio, se pidió a las personas que limitaran su actividad física durante dos semanas. Esto incluyó usar el elevador en lugar de las escaleras, tomar el autobús en lugar de caminar y quedarse en casa más de lo usual.  Tras dos semanas de vida sedentaria, los participantes perdieron casi una libra de masa muscular magra y la grasa corporal aumentó. El aumento en la grasa corporal tendió a ser en el vientre un importante factor de riesgo del desarrollo de enfermedades crónicas. Además, los niveles de aptitud física se redujeron, de forma marcada. La buena noticia es que tras volver a un estilo de vida activo, todos esos cambios se revirtieron y volvieron a la normalidad en un plazo de dos semanas.

 

 

agenda@bolsadenoticias.com.ni

 

Ediciones Mayo
Dom Lun Mar Mie Jue Vie Sab
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

 

Ediciones Especiales